Prisioneros políticos de las FARC siguen en huelga de hambre sin garantías

Pronunciamientos

Han pasado seis meses de la aplicación de la Ley 1820 de 2016, que dictamina las disposiciones sobre amnistía, indulto y tratamientos penales especiales para los excombatientes de la insurgencia, que cumple con lo acordado.

Sin embargo, la justicia sigue siendo lánguida en sus procedimientos y aunque el 17 de febrero de 2017 el Presidente expidió el Decreto 277 para reforzar esta ley, miles de miembros de las FARC aún continúan en las cárceles.

Aunque el acuerdo de paz está en vigencia y las FARC han cumplido con lo pactado, el Gobierno Nacional en diferentes aspectos ha incumplido algunos puntos. Por tal motivo, excombatientes, organizaciones sociales y veedores se han manifestado exigiendo del Gobierno Nacional respeto al Acuerdo.

Entre el 25 y el 26 de junio cientos de prisioneros políticos que pertenecen a las FARC comenzaron una huelga de hambre que ya lleva once días. En un primer momento 97 reclusos en la cárcel San Isidro, en Popayán, comunicaron el inicio de una indefinida huelga de hambre para exigir su excarcelación y así exigir de la justicia cumplimiento de la Ley 1820 y el Decreto 277.

A esta exigencia se han sumado paulatinamente más miembros de esta guerrilla que fueron privados de su libertad. En solidaridad con ellos, Jesús Santrich‏, miembro de la misma organización y de la CSIVI, también emprendió esta huelga de hambre. A lo largo de estos días se ha sumado la voz de diversos sectores sociales de Nuestra América.

Sin embargo, no se ha garantizado por parte del Estado el derecho a la atención de la huelga de estos prisioneros políticos, que no han tenido una atención médica adecuada y seguimiento a su estado de salud. Al contrario, han sido amenazados de aislamiento en los centros penitenciarios; hecho que ha sido denunciado por Santrich que se ha apersonado de esta causa.

Hoy hay más de 1400 prisioneros en huelga de hambre, de los casi 2600 que faltan por salir. Miembros de las FARC que están en la ZVTN, comunidades religiosas, personas del común se han unido a esta iniciativa, que clama por cumplir con la palabra y que no se dé más largas a libertad y traslado de estos ciudadanos.

Al respecto, Carlos Antonio Lozada, miembro del secretariado, dijo: “cumplimos con dejación de armas, ahora nuestros compañeros en prisión esperan que el Gobierno también cumpla”.

Le recomendamos leer

Escrito  por:

LISANDRO TERRYL RODRIGUEZ

Las condiciones sociales y económicas por las que seguimos atravesando las/os colombianas/as son realmente precarias, entre ellas las condiciones laborales que enfrentan día a día a las políticas neoliberales que carcomen nuestro tiempo y nuestra existencia. Es increíble tener un sueldo tan bajo y estar atado a pagar impuestos, además de lo que se necesita para sobrevivir; arriendo; alimentación; salud; educación; y esto en condiciones mínimas, por ello es ineludible la lucha por un país diferente donde todos y todas tengamos las mismas oportunidades y derechos. 

Históricamente solo ha sido la movilización social y la lucha las que ha permitido que el pueblo tenga eco ante el Estado, en el magisterio la movilización permitió el decreto 2277/79 que dio garantía de estabilidad, la Ley 91 de 1989, que creo el FOMAG, resultado de la movilización social de la década del 90, la Ley 60 de 1993, de distribución de recursos y competencias; Ley 115 de 1994 o Ley General de la Educación pero también se han vivenciado pusilánimes posiciones de FECODE que han hecho retroceder las reivindicaciones del magisterio y de la educación pública.

La esperanza de otro modelo económico en equidad, prevaleciente de justicia social, matizado de revolución fue el oxígeno que alimento el fin del siglo XX a América latina, el comandante Hugo Rafael Chávez frias se convirtió en el adalid de la libertad y el predestinado por la divina providencia para conducir el SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

“Lástima que lo urgente no deje tiempo para lo importante”.

Mafalda.

Hace algún tiempo, hemos venido escuchando que la educación como proceso formativo de hombres y mujeres, no debe ser más que el cúmulo de experiencias significativas que exploren con afán las diferentes dimensiones de nuestros estudiantes, que posibilite a través de la elucubración de nuevos saberes la creatividad y la innovación de niños y niñas con el fin de que estos logren explorar sus capacidades y descubrir sus pasiones.

Internacional

The non-governmental organizations are demanding the release of the Indigenous and Afro Colombian leaders.

Non-governmental and social organizations in Colombia denounced Friday the arrest of 30 human rights advocates and social leaders in the southeast provinces of Valle del Cauca, Cauca, and Nariño over their alleged links to the National Liberation Army (ELN).

Con la nueva ley firmada en Rusia por el presidente Vladimir Putin, busca repoblar el Distrito Federal del Lejano Oriente y buscar nuevos emprendimientos económicos pequeños donde no se les cobrará impuestos por un periodo de 5 años.