DESASTRE LAGO DEL CISNE: EL CALENTAMIENTO GLOBAL NO FUE

Mediante reciente comunicado de prensa la Corporación Autónoma Regional del Atlántico -CRA- explicó que el desastre evidenciado en el Lago del Cisne (Ciénaga El Rincón) obedecía al cambio climático y ha pretendido mostrar que las denuncias publicadas resultan ser temerarias por carecer de rigor técnico. (Vehttp://bit.ly/1Fi34bV)r)

Pero en la medida en que se ahonda sobre la realidad de lo que históricamente ha sucedido con el Lago del Cisne queda el sabor que el cambio climático es el menos responsable de este desastre. En la retina lo que se guarda es una suma de actos de corrupción, de omisiones y un jugoso negocio inmobiliario que necesitaron de la desecación de la ciénaga, del relleno de las tierras históricamente inundables y de la clausura de los cauces naturales y arroyos que alimentaban con agua al Cisne.

El 1 de abril de 2014 la CRA anunció con bombos y platillos la inversión de “$ 60 mil millones para proteger los cuerpos de agua y poblaciones vulnerables” y de paso certificó, contravía a la realidad, que para la época este cuerpo de agua sólo había perdido el siete por ciento de su espacio (Ver  http://bit.ly/1HDw7rO). No obstante el Hotel Mirador del Cisne, entre otras empresas, avanzaba en las labores de drenaje de las aguas del Cisne y desarrollaba obras de infraestructura a costa de la destrucción de los mangles y los ecosistemas amparados con permisos proferidos por la Alcaldía de Puerto Colombia para cuya obtención se denuncian jugosos sobornos a funcionarios corruptos.

Lógicamente todo esto sucedió ante la mirada pasiva de la CRA, así luego de la destrucción hubiere impuesto sanciones como hoy quiere mostrar para justificar, en este caso y otros, su falta de gestión. Asunto estos que están en manos de la Fiscalía General de la Nación y de la que se esperan prontos pronunciamientos.

Otro caso patético lo constituye el ambicioso proyecto del exclusivo Club Lagos del Caujaral. Quienes cuentan con permisos para trasladar las instalaciones de su hípica a la zona contigüa a la garita de la urbanización y la margen izquierda del arroyo El León gracias a que los humedales ahí ubicados por arte de un certificado expedido por el Secretario de Desarrollo Territorial de Puerto Colombia definió las mismas como zona de expansión urbana. (Ver CARTA CAUJARAL:  http://1drv.ms/1dEgBF3)  

Pero las denuncias no se quedan ahí. Con la fachada de las obras contratadas denominadas “Foro Hídrico” (contrato FROIH-063/2011), suscrito por el Fondo de Restauración del Distrito de Barranquilla y Consultores del Desarrollo S.A. y con el que supuestamente se mejorarían ambientalmente los cauces de los arroyos Grande y León, la misma CRA terminó autorizando el relleno de los terrenos históricamente inundables y se modificaron los cauces de los arroyos que tributaban agua al Cisne, entre ellos el del arroyo El León. Gracias a este favor de la CRA, se dio paso a los más ambiciosos negocios inmobiliarios del sector.

Los registros catastrales de los siete más valiosos predios del sector muestran que linderos vienen siendo modificados por cuenta de las operaciones inmobiliarias que se vienen dando hace casualmente cuatro años. Negocios que igualmente han quedado consignados en las correspondientes matrículas inmobiliarias.

Estos siete predios que representan una gran extensión de las zonas inundables y canales que conducían agua al Lago del Cisne están concentradas hoy en cuatro propietarios: Inversiones Rinkel Fanner & Compañía S en C, Inversiones Caujaral S.A.S., Cartagena de Desarrollo Espinosa Dávila & Cia. S.C.A. y Club Lagos de Caujaral S.A. (VERMATRÍCULAS  http://1drv.ms/1Fm8h3whttp://1drv.ms/1K1VHM5http://1drv.ms/1LUzKgq,http://1drv.ms/1I17tULhttp://1drv.ms/1KvHGEG y http://1drv.ms/1ByrL3n

 Poderosas sociedades que registran en Cámara de Comercio activos por monto de $ 1.9 billones como Inversiones Caujaral S.A.S. creada, según certificado mercantil, en julio de 2011.

Sociedades propietarias que tienen un nombre en común: Sergio del Rosario Espinosa Posada. Presidente de la Junta Directiva del Club Lagos del Caujaral y socio de las otras.

Salvo los expedientes que alimenta judicialmente la Fiscalía 45 del Grupo contra Delitos del Medio Ambiente, un reciente informe de investigación de la Contraloría General de la República y las muy tibias y tardías actuaciones administrativas de la CRA de ninguna otra autoridad se conoce decisión alguna tendiente a detener y sancionar ejemplarmente lo ocurrido durante estos últimos años.

Razón por la cual el Grupo de Litigio de Interés Público de la Universidad del Norte, en asocio con el Levin College of Law de la Universidad de Florida y la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente –AIDA- solicitaron a la Secretaría de la Convención RAMSAR que tome inmediatamente medidas de protección respecto al Sitio Ramsar número 951 (Sistema Delta Estuarino del Río Magdalena, Ciénaga Grande de Santa Marta). Sitio Ramsar que abarca no sólo a la Ciénaga Grande de Santa Marta sino al complejo lagunar que componen todos los humedales del Atlántico, incluido el Lago del Cisne. (VER SOLICITUD UNINORTE http://1drv.ms/1AFmc8b

Todo indica que el calentamiento global está muy lejos de ser el causante del desastre del Lago del Cisne y que más bien otros son los responsables de semejante vergüenza ambiental.

 

ALEJANDRO ARIAS

MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN PARA LA PRENSA LIBRE

Twiter: @ALEJANDRO_ARIA2

Fumpaz

Fundación por el medio ambiente y la paz en Colombia.

[+] Ver pronunciamientos

DDHH

Todas las personas tienen derecho a gozar y disfrutar por igual, de los derechos humanos que reconoce la Constitución y los tratados internacionales.

[+] Ver documentos

Medio Ambiente

Trabajando por los recursos naturales.

[+] Ver documentos